Me sorprende bastante que en los últimos días se le haya dado tanto bombo a una noticia sobre que en realidad hay 13 signos del zodiaco y que las fechas que creíamos asignadas a cada uno de ellos son incorrectas. Me sorprende esta noticia por 2 razones. La primera es que recuerdo que en 1992 escuché exactamente lo mismo y la segunda es que no hace falta ser un experto para comprobar la veracidad de la noticia, como os voy a explicar aquí.

Los astrólogos (no confundir con astrónomos) no reconocerán jamás que ciertamente el horóscopo estaba equivocado. ¿Van a reconocer que sus argumentos para predecir el futuro no eran fundados? Claro que no, ya que esto resta credibilidad a su oficio. Aunque por otro lado ¿se le puede restar credibilidad a lo que ya de por si no tiene ninguna?

Imagen por cortesía de Ed Wheeler

Bueno, vamos al grano. Para hablar sobre el horóscopo, lo primero que tenemos que saber es de dónde proviene y por qué se asignan a ciertas fechas ciertos signos. Como sabe todo el mundo, los signos del Zodiaco vienen dados por constelaciones de estrellas, pero ojo, no todas ellas sino aquellas por las que pasa el sol. Bueno, el sol no pasa por ellas sino que está muy lejos de estas y dependiendo de la posición de la Tierra respecto al sol se "ven" detrás suya unas constelaciones u otras. La verdad es que tampoco se ven porque la luz que emite el sol combinado con la atmósfera de la Tierra lo impide, pero observando cómo se comporta el cielo de noche podemos saber la constelación que habría detrás (a groso modo y si no contamos elementos del sistema solar, el cielo nocturno es una imagen fija que gira alrededor de la estrella polar). Una vez aclarado todo esto:

Tu signo zodiacal corresponde a la constelación que habría tras el sol (visto desde la tierra) en el momento de tu nacimiento.

Además del sol, como el sistema solar se mueve dentro de un plano (el plano eclíptico), la Luna y el resto de planetas tendrán también detrás en todo momento un signo zodiacal. Y esto es lo que los farsantes astrólogos usan para predecir tu suerte, la posición de los astros respecto tu supuesto signo del Zodiaco.

El Zodiaco fue fijado por los babilonios hace unos 3000 años. Tiene mérito que ya entonces fuesen capaces de calcular qué constelación tenía el sol detrás cada día. Pero claro, tras 3000 años, esto ha cambiado. La explicación que se da a este cambio es que la inclinación del eje sobre el que gira la Tierra ha ido variando. Pero pensándolo un poco, opino que no es del todo correcto. En realidad la constelación que hay detrás del sol depende de nuestra posición en la órbita alrededor de él así que más bien lo que habrá pasado es que no empezamos el año en el mismo punto que hace 3000 años. Pensando en esto supongo que estará relacionado con la inclinación de dicho eje ya que el año se ajusta a las estaciones del año y eso sí depende de la inclinación del eje, pero no nos desviemos del tema.

Si somos estrictos, actualmente deberíamos de considerar 13 signos zodiacales y que no estarían distribuidos equitativamente. Por ejemplo Virgo tendría asignados unos 44 días al año mientras que Escorpio solo tendría 8. El nuevo signo, que sería Ofiuco, tendría 17 o 18 días. Es más, siendo estrictos y considerando los límites actualmente definidos para cada constelación, se podría considerar otro signo más, Cetus, que le robaría a Piscis unas 12 horas. De todas formas yo de Cetus pasaría ya que si variamos ligeramente los límites de las constelaciones, se quedaría fuera, y no creo que hubiese problema en variarlos.

Vamos a ver ahora cómo calcular nuestro signo zodiacal de forma sencilla y "astronómica". Bueno, una forma sería buscar en alguna página las fechas correctas, como por ejemplo la wikipedia. Pero la forma "chula" es ver nosotros mismos qué constelación hay tras el sol en el momento oportuno. De la segunda forma hay un par de pegas. La primera es que como hemos dicho antes, es difícil mirar tras el sol. La segunda es que hasta donde yo sé, todavía no es posible viajar al pasado por lo que no podemos volver a nuestra fecha de nacimiento para poder observar el cielo. ¿La solución? Que nos muestre el ordenador cómo estaba el cielo entonces. Para ello vamos a usar un programa gratuito que os recomiendo: Stellarium (disponible para Linux, Windows y Mac, si usas otro sistema operativo es que eres muyyyyy raro).

Stellarium es un programa que te permite observar el cielo en cualquier momento y desde el punto del planeta que quieras (es más, incluso puedes elegir observarlo desde otro planeta o satélite del sistema solar) y con bastantes opciones. A mi por ejemplo me está sirviendo para ser capaz de reconocer unas cuantas constelaciones cuando veo el cielo real. Para estudiar cómo era el cielo en el pasado también sirve aunque tiene la pega de que considera que el calendario siempre fue perfecto (incluso considera un año 0). Para saber cuál es nuestro horóscopo real, tras instalar el programa y abrirlo seguimos los siguientes pasos:

  1. Seleccionamos en fecha y hora (menú de la izquierda o pulsando F5) nuestra fecha de nacimiento e incluso si queremos ser precisos, la hora.
  2. Si es de día, en el menú de abajo elegimos eliminar la atmósfera para que se vean las estrellas o simplemente pulsamos A. Si es de noche y no se ve el sol, en el menú de abajo elegimos eliminar la imagen del suelo para poder ver el sol.
  3. Elegimos ver el nombre de las constelaciones en el menú de abajo o pulsando V. También podemos marcar ver las líneas de las constelaciones (pulsando C).
  4. Con esto ya se vería la constelación pero por si hay dudas, pulsamos F4, nos vamos a la pestaña Marcas y activamos Mostrar límites y le damos a aceptar.

En el ejemplo podéis ver cómo estaba el sol cuando nací. El sol está entre las constelaciones de Escorpio y Ofiuco. Gracias a las líneas rojas discontinuas que marcan el límite de cada constelación puedo determinar que soy Ofiuco!!! Con razón nunca acertaba el horóscopo conmigo, siempre pensando que era Sagitario. De hecho he comprobado que en el año 1000 A.C. ese mismo día el sol habría caído en Sagitario.

Como curiosidad se puede comprobar que Ofiuco no es nuevo, ya por entonces el sol ya se pasaba unos 18 días por esa zona. Sin embargo se empeñaron en dividir el Zodiaco en 12 partes iguales. No sé qué manía tenían con el 12 que también fijaron 12 meses cuando antiguamente la gente se regía por periodos lunares que son aproximadamente 13 fases anuales.

Mi conclusión es que si quisiéramos ajustar el Zodiaco tal como fue planteado en un principio, deberíamos de seguir usando 12 signos y con la misma cantidad de días asignados a cada uno. Pero sí que se deberían de reajustar las fechas desplazando unos cuantos días el principio y final de cada signo. Así que mi Zodiaco es:

  • Sagitario si nos limitamos a cómo ha sido tradicionalmente.
  • Ofiuco si somos astronómicamente estrictos.
  • Escorpio si reajustásemos las fechas pero conservando los 12 signos zodiacales de igual tamaño.

Vaya, tengo donde elegir. ¿Qué símbolo tengo que mirar cuando vea el horóscopo en el periódico? La respuesta es obvia, ¿no? NINGUNO. ¿O qué pensabas?

Tras el parón de Navidades voy retomando el blog. Enseguida empiezo con nuevos problemillas de lógica...

Si te ha gustado compártelo:
  • Facebook
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Twitter
  • Wikio
  • Google Bookmarks